El pueblo sin visión, perece…

 

Nuestra visión tiene dos metas importantes que han sido trazadas en la mente de Dios…

 

Primero, alcanzar el crecimiento Espiritual de cada persona que ha aceptado voluntariamente a Jesucristo como su único salvador, y Segundo crecer al cuerpo de Jesucristo, que es la iglesia, masivamente. Estamos conscientes, que en nuestro trabajo será difícil alcanzar estos niveles de éxito, sin el apoyo de Dios. Por esto mismo nos esforzamos en seguir paso a paso el criterio que Jesucristo mismo, nos diseño. El ministerio de nuestro Señor Jesucristo, sigue siendo un ministerio de Enseñanza e Intercesión.

 

Para alcanzar a personas que nunca han aceptado a Jesucristo, es necesario que la iglesia se organize desde sus raíces espirituales, administrativas y humanas, esto para ganar, consolidar, discipular y enviar a cada uno que esté a nuestro alcance. La guianza espiritual, toma un lugar preponderante, que nos hace aprovechar bien el tiempo y los resultados del mismo, se hacen visibles, para beneficio de las personas, para la gloria de nuestro Dios, y para el crecimiento de nuestro ministerio.

 

El crecimiento masivo, desde hace muchos años lo hemos realizado, primero a través de grupos de crecimiento en los hogares, ahora llamados hogares de paz, estos están bien organizados, compuestos por un líder, un escudero o asistente del líder, una directiva y los anfitriones, además, especialmente, tomamos muy de cerca a los asistentes al hogar de paz.

 

También lo realizamos a través de retiros totalmente espirituales, donde la presencia de la guianza Espiritual, toma un lugar preponderante y los resultados nos han dado mucho éxito.

A estos retiros, le siguen una serie de enseñanzas preseleccionadas ( Discipulado Progresivo) para cada ocasión. Y además usamos tres niveles de estudio. Al terminar esta serie de estudios, cada estudiante que logre llegar al final, estará capacitado para desempeñar un liderazgo de victoria.

 

Para alcanzar los niveles más altos en capacitar al nuevo cristiano, nos esforzamos lógicamente, en mantener una enseñanza que venga a generar la excelencia en cada persona creyente.